• Laura Betancur Fernández

Baja tensión


La baja tensión es utilizada por la mayoría de aparatos eléctricos y es menos peligrosa que la alta tensión o la media tensión con el fin de evitar riesgo de accidentes, las instalaciones deben estar protegidas por interruptores y diferenciales que tenemos en a entrada de las casas.


Baja tensión: diferencias con alta y media tensión

Cuando hablamos de instalaciones eléctricas, a menudo se mencionan conceptos como alta, media o baja tensión. Se trata de diferentes tipologías que no deben confundirse, porque tienen características y aplicaciones diferentes.


Para hacernos una idea, una pila convencional tiene 1,5 voltios, mientras que una línea eléctrica tiene miles de voltios y un rayo acumula millones de voltios.


Alta tensión: se usa para transportar electricidad

En primer lugar, las instalaciones de alta tensión (AT) son las que superan los 36 kV de voltaje, aunque en Colombia el voltaje más utilizado es 110 kV.


Generalmente, la alta tensión se utiliza para transportar la electricidad a grandes distancias, desde las centrales generadoras hasta las subestaciones eléctricas.


Media tensión: se usa para distribuir la electricidad

Cuando la electricidad ha viajado desde el lugar donde se genera (central eléctrica) hasta el punto donde se consumirá, pasa por una subestación eléctrica que transforma la electricidad de alta tensión en media tensión (MT).


Baja tensión: se usa para consumir la electricidad

Finalmente, para que la electricidad pueda ser consumida en los hogares, empresas, etc. que utilizan circuitos y aparatos con un voltaje estándar de 220-230 voltios, hay que transformarla de media tensión a baja tensión (BT).


Se consideran instalaciones de baja tensión eléctrica aquellas que distribuyen o generen energías eléctricas para consumo propio y a las receptoras, en los siguientes límites de tensiones eléctricas nominales:


  • Corrientes eléctricas alternas: igual o inferior a 1000 voltios.

  • Corrientes eléctricas continuas: igual o inferior a 1500 voltios.


¿Cómo se transforma un tipo de tensión en otra?

Generalmente la tensión eléctrica se transforma mediante un transformador. A nivel doméstico nuestra tensión a 110V por ejemplo el caso de los aparatos electrónicos se transforma mediante un transformador que puede estar incluido en el propio cable de conexión, es el caso de los portátiles, o dentro del propio aparato electrónico, es el caso de los ordenadores de sobremesa.


A un nivel mayor, la transformación de la tensión se lleva a cabo en subestaciones eléctricas. Este tipo de instalación es el utilizado habitualmente para la transformación de la tensión.


Cables de baja tensión

Dependiendo de la tensión para la que están preparados para funcionar los cables se categorizan en grupos de tensiones que van por rangos de voltios.


  • Cables de muy baja tensión (Hasta 50V)

  • Cables de baja tensión (Hasta 1000V)

  • Cables de media tensión (Hasta 30kV)

  • Cables de alta tensión (Hasta 66kV)

  • Cables de muy alta tensión (Por encima de los 770kV)


Un cable para Baja Tensión está compuesto por uno o varios conductores de cobre y materiales que componen el aislamiento.


1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo